PANEL LATERAL CARTELERA

Cuidados Post Cirugía Plástica

03 de marzo 2020

Cómo recuperarte cuanto antes de una cirugía plástica

Después de una intervención de cirugía plástica, es muy normal que los pacientes quieran retomar cuanto antes sus vidas; además, seguramente estén deseando disfrutar los cambios realizados en su cuerpo. Pero es importante seguir ciertas recomendaciones si queremos reducir el tiempo de recuperación.

Aca presentamos 5 consejos fáciles de seguir para una recuperación rápida y satisfactoria:

1. No aguantar el dolor

Después de algunas operaciones es normal sentir dolor. Por eso el médico prescribe analgésicos que deben tomarse para reducirlo.

Debemos tener en cuenta los efectos del dolor en el organismo. No solo es la incomodidad, sino el incremento de la presión arterial. Esto aumenta el riesgo de hematomas en la zona con el consiguiente retraso en la cicatrización.

Es conveniente evitar medicamentos no prescritos, es decir, aquellas sustancias que no precisan receta médica pero que solemos tomar para el dolor. Estas pueden afectar a la coagulación y retrasar la curación.

Hay que tener en cuenta que los analgésicos afectan a nuestro ritmo intestinal y podrían ocasionar estreñimiento.

2. Moverse

Los primeros días después de la intervención se necesita reposo. Pero después hay que moverse. Es recomendable dar un paseo corto de vez en cuando y salir a la calle a respirar.

El movimiento ayuda a reducir muchos de los síntomas posoperatorios, como el estreñimiento o el dolor.

3. Utilizar prendas de compresión

Algunas operaciones precisan su uso para mejorar el aspecto de las cicatrices, haciéndolas más suaves y menos visibles.

La compresión ayuda al cuerpo a reabsorber el edema y a reducir la inflamación y los hematomas. También mejora la retracción de la piel y ayuda en la prevención de arrugas y estrías.

4. Evitar el deporte

Muchos pacientes están deseando volver al gimnasio a entrenar cuanto antes. Pero es importante no poner en peligro la recuperación, por lo que la vuelta al deporte deberá realizarse de forma segura.

Además del reposo de los dos primeros días, hay que tener en cuenta que el ejercicio físico intenso debería retrasarse al menos dos meses. según el tipo de intervención que se haya realizado.

Hay varias razones para ello. El ejercicio intenso eleva la presión arterial y puede producir sangrados, así como aparición de hematomas que provocan inflamación en la zona.

También existe el riesgo de que la herida quirúrgica se abra, con la consiguiente deformación de la cicatriz. Estas cicatrices suelen tener después peor aspecto.

Es mejor esperar un poco más hasta estar completamente curado.

5. Dejar de fumar

Esta es una recomendación para todas las personas, pero especialmente para aquellas que se recuperan de una intervención quirúrgica.

La nicotina hace que los vasos sanguíneos se compriman, con lo que no llega suficiente sangre a la zona de la herida. Si los tejidos no reciben bastante sangre no tendrán los nutrientes y el oxígeno necesarios para su regeneración.

También es habitual que las personas que fuman presenten problemas de coagulación sanguínea, lo que aumenta el riesgo de sangrado.

Esperamos que esta información le resulte de interés. Póngase en contacto con nosotros para resolver cualquier duda y recibir el consejo oportuno.

Dr. Jorge Rodriguez. © 2019

Tu IP:

Evolutionis Diseño y Desarrollo Web Rosario Argentina